Elementos y características que componen los perfumes de equivalencia

Poder disfrutar de un gran número de fragancias muy parecidas a los clásicos y novedades de las grandes marcas, pero a un precio más bajo. Te suena bien, ¿verdad? Es una de las características de los perfumes de equivalencia, de ahí que las opciones del mercado sean muy numerosas.

También te va a interesar: Perfumes de equivalencia y su influencia en el mercado de las fragancias

Características de un perfume de equivalencia

Desde Seet te desgranamos cuáles son las características de este tipo de fragancias. Toma nota y disfruta de sus cualidades, más allá del mencionado bajo costo y de su aroma similar al de los perfumes de marcas de gran prestigio:

1. La durabilidad de sus fijadores es otra de sus bondades. Son tan parecidos que difícilmente puedes notar cuando alguien se ha puesto un perfume de equivalencia o uno original.

2. La variedad de aromas es otra de sus numerosas ventajas. Al ser de fácil acceso, puedes usar un número mayor de fragancias por día, en lugar de un solo aroma durante un periodo amplio.

3. Los perfumes de equivalencia están creados con las mismas notas aromáticas y las mismas sustancias que los productos originales. Esto los hace muy semejantes, pues la base de los ingredientes es igual y de la misma calidad.

4. Muchos de los fabricantes han cuidado sus procesos al grado de certificarlos y avalarlos con normas de calidad, como la 14001, ISO 22716:2008 y el ISO 9001, un aspecto que les ha permitido una amplia red de comercialización y prestigio en el mercado.

5. Los catálogos de los fabricantes cuentan también con las últimas tendencias y novedades que las marcas originales producen. Incluso pueden reproducir aromas de perfumes clásicos que las propias marcas originales han dejado de producir.

6. Cuando los expertos analizan un perfume, lo desglosan en sus partes más simples, de manera que una fragancia puede contar con más de 50 componentes en cantidades diferentes. Luego para copiarlo se detectan las notas principales y con ellas se fabrica el perfume de equivalencia correspondiente. Esto hace que los fabricantes inviertan pocas sustancias; al bajar los costos de inversión, el producto que compras es menos costoso.

7. Otra diferencia muy notoria entre los perfumes originales y los de equivalencia es el embalaje. Es más sencillo que el original, un aspecto más que impacta en que los costos del producto final sean más bajos.

8. Es importante que sepas que cuando los clientes adquieren un perfume de equivalencia compran fragancias testadas y probadas. Sus componentes no provienen de productos animales, tal y como sí sucede con las fragancias originales. Esto no perjudica su esencia y pueden clasificarse en alguna de las familias olfativas, como la amaderada, la cítrica, la floral y la oriental.

Cuando nos referimos a familias olfativas, hay que recordar que la floral es la nota que caracteriza la perfumería femenina con diversas variantes, como el narciso, el geranio, el lirio, el jazmín, la rosa y la violeta. Si hablamos de la familia cítrica, los componentes pueden ser bergamota, limón, naranja, mandarina y pomelo; como sabes, son fragancias muy juveniles.

En la familia oriental tenemos madera, almizcle, ámbar, vainillas, y aceites balsámicos que dan una sensación dulce y cálida. Cuando hablamos de la familia amaderada nos referimos al pachuli, cedro, sándalo abedul, vetiver, musgo; caracterizan mucho las fragancias varoniles.

Consumir perfumes de equivalencia es una gran opción, siempre y cuando el cliente pueda cerciorarse de comprarlos con fabricantes que cuenten con certificaciones como las ya mencionadas. Y es que, puede suceder que fabricantes  no certificados empleen componentes que ocasionen dermatitis, alergias y manchas.

0