Diferencias entre los perfumes de equivalencia y los perfumes de marca

Si te dieran a olfatear un perfume de marca y su equivalente, lo más probable es que no supieras diferenciarlos fácilmente. Sin embargo, al aplicar un análisis químico de las sustancias que contienen, podrías ver que las diferencias en perfumes de equivalencia y marca son muchísimas. Esto, solo si nos centramos en la fragancia, ya que hay otras más evidentes.

Características que distinguen a los perfumes de equivalencia

1.- Los perfumes de marca son muy costosos. Representan un lujo de pocos, según la fragancia de la que hablemos; mientras que los perfumes equivalentes tienen precios mucho más bajos y de calidades bastante buenas. La diferencia puede ser de hasta diez veces menor que en los perfumes de marca.

2.- Los perfumes de marca están estructurados con una pirámide olfativa y los perfumes de equivalencia no. Podemos decirte que un perfume de marca tiene tres subaromas; uno cuando aplicas el perfume, otro cuando lo llevas las primeras horas, y un tercero que permanece al final de la jornada. Los perfumes equivalentes solo tienen un aroma, que es el del momento de la aplicación del perfume, lo que muestra su alto nivel de durabilidad.

3.- Los envases y embalajes no son los mismos. Los perfumes originales cuentan con envases más sofisticados y atractivos, mientras que en los perfumes equivalentes son demasiado sencillos. Sus campañas de promoción son totalmente diferentes: los primeros están soportados en una gran estrategia de marketing y los segundos cuentan con campañas de promoción mucho más modestas.

4.- En el catálogo de fabricantes de perfumes de equivalencia abundan las fragancias que son más atractivas para los jóvenes, y contienen notas más dulces que pueden llamar más la atención. Mientras que en los perfumes de marca, cultivan fragancias de otras familias olfativas como la amaderada, por darte un ejemplo, y que tienen un mercado más restringido.

Esto es por una razón mercadológica, pues se parte de la idea que los jóvenes tienen menor poder adquisitivo que los adultos; de manera que con un precio más bajo aseguran la colocación de sus productos entre ese público. Por el contrario, fabricar fragancias que no tienen mucha demanda no les resulta atractivo económicamente. Sin embargo, los perfumes de equivalencia cuentan con una amplia gama de aromas y están enfocados en todo tipo de público.

También te va a interesar: Comprar perfumes online, una práctica cada vez más extendida

5.- La calidad de algunos de los materiales que se utilizan tanto en los perfumes de marca como en los perfumes de equivalencia puede ser la misma. Incluso, la mayoría de los productos que se utilizan en las fragancias de equivalencia son sintéticos, debido a que resultan menos costosos que algunos ingredientes naturales.

6.- En ocasiones, entre los perfumes de equivalencia, algunos suelen venderse como fragancia, pero sus componentes y la cantidad de los mismos son más propios de una eau de toilette.

7.- Las copias ilegales de los perfumes de marca no son lo mismo que los perfumes de equivalencia, que son considerados como fragancias originales.

8.- Muchos fabricantes de perfumes de equivalencia pueden estar certificados de acuerdo a normas internacionales, tal y como lo están los perfumes de marca.

Todas estas diferencias ha hecho que tanto los perfumes de marca como los perfumes de equivalencia cuenten con un mercado propio; y hasta cierto punto no hay competencia entre ambos.

0
Abrir chat